CANALES RSS
:: PUBLICIDAD ::





 

EDITORIAL

Quince años después

El Faro
[email protected]
Publicada el 15 de enero - El Faro
Enviar Imprimir

El camino a Chapultepec no fue fácil.  Como en toda resolución de conflictos, fue necesario que las partes que habían intercambiado disparos durante más de una década y que veían al otro como un enemigo que debía morir sacrificaran sus desconfianzas y cruzaran la línea del no retorno para poder poner fin a la guerra.

Cierto es que los cambios a nivel mundial tras la caída del muro de Berlín, y la demostración durante la ofensiva final del FMLN de que no era posible una salida militar fueron determinantes para convencer a las partes de que la única vía era una solución negociada.  Pero fue necesario que todos sacrificaran muchas de las condiciones, y las razones, que habían dado sentido a las batallas que libraron durante doce años.

Ahora, quince años después, en medio de una grave y dañina polarización política que ha llevado a las extremas a perpetuar su mutua desconfianza y a cerrar espacios a cualquier iniciativa incluyente, por temor a perder terreno en las elecciones, ha sido muy alentador ver, en Madrid, que los actores políticos pueden convivir en un mismo espacio, aplaudiendo la paz que se firmó en Chapultepec y dialogando en un clima de cordura y reflexión seria que ha estado ausente de los debates políticos en los últimos años.

Los Acuerdos de Paz, minimizados hasta el absurdo por los últimos gobiernos de ARENA con los pretextos de la agresividad del FMLN, representan uno de los momentos más importantes de nuestra historia nacional.

Nos demostraron que la aceptación del otro es una condición necesaria para avanzar como nación, que el diálogo y los intereses nacionales deben primar sobre las obsesiones parciales y que a pesar de todas las heridas y pasiones causadas por un cruento conflicto los salvadoreños tenemos la capacidad, y la necesidad, de resolver nuestros problemas juntos.

Las diferencias son esenciales para el debate público y para la elección de los mejores caminos a tomar.  Si algo demostró Madrid, quince años después, es que las diferencias entre los salvadoreños, por muy profundas que parezcan, son menores en comparación a las que separaban a las partes que firmaron la paz, y que en un clima apropiado que demanda altura de los participantes son manejables y muy nutritivas.

La paz sigue siendo un anhelo para la mayoría de los salvadoreños. Ojalá no fuera necesario tener que salir al extranjero y dar la cara frente a personalidades de otros países para que los actores políticos, gobierno y partidos, volvieran a los días posteriores a la firma de los acuerdos, cuando la tolerancia, la inclusión y el espíritu de reconciliación eran políticamente correctos. Si no volvemos a esos días, tendremos muchas menos posibilidades de resolver nuestros principales problemas, que ahora son la inseguridad, la pobreza y la debilidad institucional.

 

Enviar Imprimir

 
 
Google

     
 

+ OPINIÓN

[ EDITORIAL ]
Quince años después
El Faro
[ COLUMNA TRANSVERSAL ]
El enigma de la página perdida del discurso presidencial
Paolo Lüers
[DESDE LA ACADEMIA ]
La resaca del aniversario
Ricardo Ribera
[ OPINIÓN ]
Paz, poética y diversidad cultural
Rafael Lara-Martínez
[ GUAYUNQUIANDO ]
Pasado perfecto del verbo “tizar”
Guayo Molina
[ LA BUHARDILLA ]
El santoral de la economía
Federico Hernández
[ OPINIÓN ]
¿Dónde debería estar uno de los firmantes?
Benjamín Cuellar
[ DE AQUÍ, DE ALLÁ ]
Las preguntas sobre el arte
Álvaro Rivera Larios

[ EL MIRÓN ]
Los chamanes, la revolución del poncho y el declive del imperio americano
Luis Fernando Valero

[ OPINIÓN ]
Memorias de paz
Carlos Dada

Plática con Óscar Ortiz

 
 
 
Escribir carta
Leer cartas enviadas
 

 

 

                                                     Consulte el buscador de Google y encuentre las notas publicadas en El Faro
 

EL FARO.NET (Apartado Postal 884 , San Salvador, El Salvador)
Dirección: Calle El Mirador, Pasaje 11, No. 138 Col. Escalón. San Salvador, El Salvador.C.A.
Teléfonos: Redacción: (503) 2208 6752 - Fax: (503) 2208 6718
Ventas: (503) 2208 6687, Administración: (503) 2208 6685
Todos los Derechos Reservados. - Copyright©1998 - 2009
Fundado el 25 de Abril de 1998