CANALES RSS
:: PUBLICIDAD ::





 

OPINIÓN / EL MIRÓN

Europa se mueve otra vez

Luis Fernando Valero
cartas@elfaro.net
Publicada el 16 de noviembre de 2009 - El Faro
Enviar Imprimir

Después de muchos dimes y diretes de tener que aguantar desplantes inadmisibles en política internacional, para los que creen en la Unión Europea, con esta  reforma institucional comunitaria comienza a consolidarse una nueva etapa y se abre un futuro alentador.

Algunos analistas han señalado que la negativa de algunos Gobiernos a permitir al electorado que se pronuncie sobre el Tratado de Lisboa ha sido un ultraje a la democracia. Hay quien afirma que el Tratado de Lisboa no es más que un cambio de decorado y contrario a los vitales intereses de sus pueblos.

Se espera que  a partir de ahora las ingentes excusas para políticas comunes amparadas en la unanimidad dejaran de ser un obstáculo, para hacer una UE que tenga peso en el mundo, que, evidentemente, hay que aceptar había perdido en los últimos tiempos.

Se afirma en algunos editoriales de periódicos europeos que "El Tratado que ha entrado ahora en vigor no es un gran documento pero al menos puede afrontar las críticas. Con ello se mejorará el proceso de toma de decisiones de la UE y los ciudadanos y parlamentos nacionales tendrán un mayor grado de participación. Con el nombramiento de un nuevo presidente del Consejo Europeo, que puede ser considerado como el presidente de la UE, y de un Alto Representante, que ejercerá la función de ministro de Asuntos Exteriores, Europa probablemente consiga aumentar su presencia y su peso en el escenario internacional".

Creemos que el que la UE tenga un presidente a tiempo completo y no como hasta ahora cada seis meses,  ejercido por un presidente de gobierno o primer ministro, es una buena medida. La elección no es fácil y algunos candidatos que se apuntaban ya han sido declarados no convenientes, como es el caso de Blair que parecía el que más se ofrecía, pero su dependencia de los EE.UU  y su seguidismo a Bush le ha pasado factura; o el de Felipe González que era el más deseado pero que él mismo se descartó ya de entrada.

Hay otros como  Martti Ahtisaari, antiguo presidente de Finlandia. Ha dirigido una sociedad de un país nórdico, ejemplo de civilización. La nación que tiene el mejor sistema educativo de Europa. Ha ganado el premio Nobel de la Paz y es un líder temido y respetado. Temido por Rusia, que hizo tablas con Finlandia hace 70 años. Ahtisaari haría buena pareja con Elizabeth Guigou, francesa, nacida en Marrakech, ex ministra de Justicia. Enarca, es decir, salida de la Escuela de Formación de cuadros políticos más importante de Francia, cuna de excelentes administradores, diplomáticos y políticos, socialdemócrata, del equipo de Jacques Delors, ajena a Nicolas Sarkozy. El dúo Ahtisaari-Guigou seria un excelente empujón a esta alicaída UE. Sus  edades  son razonables: 73 y 63 años.

Hay mucha presión en esa elección y se juega bastante aun con intereses nacionales pues a nadie se le escapa que Alemania es la locomotora de la economía de la UE y Francia su primer vagón y Merkel y Sarkozy pesan mucho pero no definitoriamente. Parece que hay consenso del binomio francoalemán de que el presidente sea de un país pequeño, entendido como peso poblacional aunque políticamente sea relevante.

Merkel prefiere a un alemán aunque no sea de su partido antes que a alguien díscolo con su mismo carnet. Pero eso no acaba de gustar a todos los demás, que son 26, cada uno por distintas razones, pero todas suman y hacen un consenso general. Tal era el caso de  Joshcka Fischer y Frank-Walter Steinmeier, el primero, verde, el segundo, jefe de la diplomacia alemana hasta poco más de un mes, además de candidato socialdemócrata. Sus capacidades en muchos son aceptadas.

También se apunta al canciller de Oxford, europeísta acérrimo, conservador, Chris Patten, primero en desahuciar a Blair.

Pero hay otras posibilidades: se dice que Merkel y Sarkozy apoyarían al primer ministro belga, Herman Van Rompuy, pero es impensable (a no ser que se trate de debilitar a la Unión, quizás esto se haga para que los euroescépticos no saquen un candidato propio). Otra candidatura es la de Irlanda, Mary Robinson, 65 años; y Reino Unido, David Miliband, 44, hoy secretario del Foreign Office. Muy difícil que estos, ambos laboristas, se impongan. A pesar de que nadie  niega su europeísmo y su capacidad y claridad de análisis.

Las apuestas parece ser que son Ahtisaari-Guigou. Hay quienes creen mejor a Ahtisaari-Miliband. Hay muchos que aun desearían como ideal un tandem de un gran peso que sería  González-Fischer, un socialdemócrata de vuelta de muchas cosas, no de todas, y un verde más que probado. Pero esto parece que no será pues Felipe González está muy feliz  como consultor y gran gurú de conferencia en conferencia muy bien pagadas,  ha rehecho su vida con una nueva pareja y no desea volver al día a día duro y vertiginoso.

Otros candidatos son Jean-Claude Juncker, democristiano, luxemburgués con experiencia pero sin mucho peso detrás de un país, aunque él como persona tiene un claro prestigio. Fredrick Reinfeldt, conservador sueco; y el italiano Massimo d´Alema, persona interesante, que algunos han apuntado, pero que parece fuera de la competición.

La UE lleva más de siete años.  Con un ritmo lento, cuando no totalmente detenido y en ocasiones pareciendo que iba para atrás. Bush ha hecho mucho daño a la UE y los que no supieron decir no también, aquel perverso juego de Donald Rumsfeld,  con su  antinomia “Vieja Europa-Nueva Europa”, fue un gran lastre. Los europeos no supieron responder adecuadamente y han perdido mucho tiempo.

Esperemos que ahora se recupere.

Enviar Imprimir

 
 
Google

     
 

+ OPINIÓN

EDITORIAL
La impunidad
El Faro
[OPINIÓN]
¿Desastres naturales o falta de previsión?
Carlos Gregorio López Bernal
[DESDE LA ACADEMIA]
Y la montaña vino a Mahoma
Ricardo Ribera
[DE AQUÍ, DE ALLÁ]
Pluralismo, razón y debate

Álvaro Rivera Larios
[EL MIRÓN]
Europa se mueve otra vez

Luis Fernando Valero
 
 
 
Escribir carta
Leer cartas enviadas
 

 

 

                                                     Consulte el buscador de Google y encuentre las notas publicadas en El Faro
 

EL FARO.NET (Apartado Postal 884 , San Salvador, El Salvador)
Dirección: Calle El Mirador, Pasaje 11, No. 138 Col. Escalón. San Salvador, El Salvador.C.A.
Teléfonos: Redacción: (503) 2208 6752 - Fax: (503) 2208 6718
Ventas: (503) 2208 6687, Administración: (503) 2208 6685
Todos los Derechos Reservados. - Copyright©1998 - 2009
Fundado el 25 de Abril de 1998