[ San Salvador, 20-26 de septiembre de 2004
NOTICIAS
     Elecciones 2004 
OPINION
EL ÁGORA
DEPORTES
CARTAS
ESPECIALES
Tecnología Hyper-Threading de 3.2GHz
Suscríbete a nuestra lista de correos para recibir los encabezados de las noticias semanalmente.

(tu email)
[ayuda]
 
 


EL AGORA

Terminó la temporada de "Un marido ideal"

Héctor Ismael Sermeño
[email protected]
Enviar Imprimir

Oscar Wilde es de esos autores que construyen un mundo teatral paralelo al suyo, o reflejando elementos de sí mismo en él. La carga moral, si bien no es la suya, procuraba que fuera la que debía ser. Sus personajes no son necesariamente configurados con destino propio, más bien son los que representan las obsesiones del autor.

De aquí que esa crítica, mezclada con mordaz ironía que ocupó para representar las costumbres; la política, las personalidades y las estructuras de poder, la Reina Victoria excluida, las trabaja como resortes que sostienen el equilibrio de las sociedades.

En todas sus obras teatrales: "El abanico de Lady Windermere", "Una mujer sin importancia", "La importancia de llamarse Ernesto", "Salomé", y la que nos ocupa hoy, "Un marido ideal"; esas obsesiones personales, incluso sus anhelos de ser un auténtico aristócrata, están en ellas.

Roberto Salomón en un director de riesgos, los asume y generalmente gana. Digo generalmente, porque con "Gaviotas subterráneas" perdió.

Con "Un marido ideal" ganó… pero…

Ganó en el cambio de época, de finales del siglo XIX a la década del 20 del siglo XX. Ganó en la iluminación y en funcional decorado, en ese pequeño escenario del Teatro Poma. Ganó también son el fino vestuario, muy acabado en todo y a la altura de los mejores de Latinoamérica.

Pero, y aquí viene el pero, el elenco no logró ser homogéneo. El lucimiento de la extraordinaria Naara Salomón es apenas lógico; por su talento, excelente formación y el entendimiento que logra con sus personajes.

También Regina Cañas sobre todos. Leandro Sánchez y Antonio Perdomo están correctos. El resto del elenco no logró compenetrarse con sus personajes y su entonación fue deficiente en cuando lo a los personajes mismos.

Luis Buñuel declaró que lo difícil de filmar "El ángel exterminador" fue conformar el elenco realmente extenso. Que él hubiera querido hacerla en Londres, en donde hay una verdadera clase alta, no solo económica, sino que en costumbres y estructuras. Por lo tanto, los actores con su sólida formación, suelen ser capaces de representarlos idóneamente.

Oscar Wilde es un autor difícil. Roberto Salomón ganó en casi todo cuando se arriesgó. Perdió porque no pudo homogenizar su elenco. Otra vez será.


Enviar Imprimir

 
 

 [BÚSQUEDA]
Autor
Clave
Fecha
 
 
   
 

+ EL ÁGORA

Independencia: más que azul y blanco
Gabriela Lam y Ruth Grégori

Lea también:
  La calle en el día de la Independencia

El camino que recorrería "Ulysses con y"
Lauri García Dueñas

Un problema contante y sonante
Ruth Grégori

Lea también:
  De percusiones y aires latinos a Rusia

La realidad de un "reality"
Carmen Elena Villacorta

Terminó la temporada de "Un marido ideal"
Héctor Ismael Sermeño


Plática con Darlyn Meza, Ministra de Educación
 
 
   
 

CARTAS AL EDITOR

Háganos llegar sus opiniones para El Faro y sus colaboradores.

Escribir carta
Leer cartas enviadas

 
   
 

 


EL FARO.NET - Todos los Derechos Reservados. - Copyright©1998 - 2004
Fundado el 25 de Abril de 1998.